Viajar es mucho más que hacer fotos para tu Instagram

¡Mucha gente viaja influenciada por Instagram!

Podría contar varios lugares que he visitado, y fotografias que he tomado inspiradas por publicaciones de «influencers» digitales, blogeros y celebridades.

De hecho, hubo un tiempo en el que usaba Instagram sólo para aprender sobre nuevos destinos y planificar mis próximos viajes.

viajar
Después de ver tantas fotos de Trolltunga, decidí viajar a Noruega en 2014.

Pero a medida que Instagram se hizo más y más popular, con más de 1 billón usuarios al día, muchas personas comenzaron a usarlo para satisfacer sus deseos de notoriedad, llamar la atención, mostrar su belleza y ostentar sus destinos de viaje.

No hay nada de malo en eso. Todos deseamos más «likes», recibir buenos comentarios y felicitaciones para nuestras fotos. ¿No es verdad?

El problema es que cuando solamente realizas la foto para tu cuenta de Instagram, a menudo puedes perderte todo lo demás que un destino tiene para ofrecer.

Recientemente unos familiares cercanos que viajaron a Milán e hicieron fotos frente a uno de lugares más Instagramables en Milán: la Catedral Duomo. Las fotos quedaron muy bonitas y hasta les ayudé a elegir las mejores para publicarlas en Instagram. Pero, ¿Visitaron la Catedral y la azotea para ver la especular vista de la ciudad? Ni siquiera sabían si estaba abierta; sólo tomaron sus fotos y se marcharon.

Una amiga que planeaba visitar Río de Janeiro por primera vez las pasadas Navidades contactó conmigo para pedirme algunos consejos. Ella sólo llevaba un día en la ciudad y a pesar de mis sugerencias para visitar el Cristo Redentor, el morro del Pan de Azúcar, el centro de la ciudad o las mundialmente famosas Playas de Copacabana e Ipanema, mi amiga se fue a la Pedra do Telégrafo (el «temido» borde del acantilado tan famoso y fotografado en Instagram), ignorando el resto de atracciones que esta llamada «Ciudad Maravillosa» tiene para ofrecer.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Carioque-se. (@cariocandonorio) on


Este tipo de situaciones se está volviendo tan común, que me ha hecho reflexionar sobre las razones por las cuales estamos viajando hoy en día. ¿Se viaja exclusivamente para sacar fotografías para nuestro perfil de Instagram, provocar envidia en las redes sociales, obtener más «likes» y comentarios agradables buscando crecer el número de seguidores ?

¡Viajar es mucho más que hacer fotografías para nuestro Instagram!

viajar
Nuevos comentarios, «likes» y seguidores pueden dejar muchos Instagrammers contentes.

Viajar es…

Aprender cosas nuevas

¡Si hay algo que me encanta en viajar, es aprender cosas nuevas!

De hecho, creo que tengo el trabajo de mis sueños como bloguero de viajes solamente porque estoy adquiriendo nuevos conocimientos constantemente.

Ojalá pudiera viajar para siempre y ser enseñado sobre todos los hechos históricos que no aprendí en la escuela (mis clases de Historia eran aburridas y lo odiaba); la razones detrás de la construcción de los célebres edifícios de cada ciudad; los diferentes estilos arquitectónicos, artísticos y religiosos; los exquisitos e inusuales costumbres y tradiciones; etc.

Para mí, ¡viajar es la única manera de satisfacer mi insaciable necesidad de aprender!

Cuando viaje, sea curioso (a), haga preguntas, hable con los lugareños, visite museos, haga recorridos a pie, lea sobre los lugares… no sólo tome fotos y váyase, por favor.

viajar Chinchero
Aprendendo como pintar la lana con pigmentos naturales en Chinchero, Peru.

Coleccionar experiencias memorables 

Creo que todos tenemos al menos una memoria de viaje que hace brillar nuestros ojos y abrir ampliamente nuestra sonrisa.

Viajar con amigos, cantar tus canciones favoritas durante un viaje en coche, tomar un avión por primera vez, llegar en una ciudad que siempre has soñado, perder tu «virginidad de viajar solo», etc…

Si «la vida es sobre las aventuras que tomas y los recuerdos que haces «, según declarado por Katie Grissom, nada es mejor que viajar para llenar nuestras vidas.

Cuando salir de viaje, no te lo pierdas la oportunidad de probar cosas nuevas, tener experiencias que nunca imaginaste y hacer algo memorable que va a durar para siempre en tu mente.

Sea subir a un volcán activo, nadar con tiburones, bailar como si no hubiera mañana, compartir una comida deliciosa, viajar con tu familia o simplemente descansar en una playa desierta de manos dadas con alguien que amas.

viajar Nadando con cerdos y tiburones, Exuma, Bahamas como llegar a la isla de los cerdos
Nadar con tiburones en Exuma, Bahamas, fue inolvidable.

Superar tus miedos

Para algunas personas viajar es un sinónimo de miedo. En realidad eso puede ser una enfermedad llamada hodofobia.

Ellas tienen miedo de volar, perderse, no poder comunicarse, lesionarse, de que sean robadas, etc.

¡Gracias a Dios no tengo esas preocupaciones cuando viajo!

Mi primer viaje internacional solo sucedió cuando tenía 31 años. Fui a 7 países y mi enamoré tanto de viajar que todavía no me he parado.

¿¿Miedos?? Claro que tengo. Pero no los dejo que me alejen de las oportunidades que pueden surgir.

Recientemente salté del puente más alto del mundo en Sudáfrica. Fue una decisión muy difícil, pero al final me sentí muy feliz que superé este miedo y sentirme como si hubiera ganado la loteria.

¿Tienes miedo de hacer tu primer viaje en solitario? ¿No estás viajando al extranjero debido a la barrera linguística? ¿Miedo del desconocido? ¿De dejar tu zona de confort?

Escucha corazón, este mundo es gigantesco y millones de maravillas y experiencias te esperan. No te quedes atascado por cuenta de tus miedos. En su lugar, los supere. Te sentirás fantástico, lo prometo.

Hacer nuevos amigos

Una de las mejores cosas de viajar es definitivamente la oportunidad de hacer nuevos amigos.

Siempre pensamos en los lugares que vamos, las cosas que queremos ver y hacer, pero raramente pensamos en las personas que podemos conocer. Y créeme, esa gente puede hacer una grande diferencia en tu viaje.

Puedes conocer a gente en el aeropuerto, avión, albergue (que es un lugar fantástico para conocer a otros viajeros), durante una excursión, etc. ¡Sólo tiene que estar abierto y dejar la timidez en casa!

Cuando viajas tienes la oportunidad de conocer gente de todas partes. Personas con las que puedes compartir tus experiencias, consejos, opiniones e incluso costos.

Por favor, hable con extraños y haga nuevos amigos cuando viaje.

Viajar es hacer nuevas amistades
Bailando en las calles de Budapeste con Morgana, una brasileña que conocí en Viena, 2011.

Dejar tu zona de confort 

Te levantas, desayunas, trabajas de 9:00 a 5:00, vuelves a casa, cenas, miras televisión y te acuestas. Sabes el transporte que usarás para ir al trabajo, el restaurante dónde irás a comer, a qué hora tendrás que salir de casa y cuándo volverás.

Te sientes seguro. Te sientes bien. ¿No es así? Pero también te sientes aburrido. ¿Verdad?

¡No me lleven a mal! También me gusta la rutina, pero solo cuando estoy en casa.

Cuando viajamos, tenemos la oportunidad de dejar nuestra zona de confort detrás y bucear profundamente dentro del desconocido. Sé que puede dar miedo y ser desafiante, pero también emocionante.

Poniéndose los trajes tradicionales de otras culturas y adaptándose a los diferente costumbres de los lugares que visitamos abren nuestras mentes a nuevas perspectivas y visiones del mundo, agregan conocimiento y nos ayudan a entender a los demás de una manera diferente.

La próxima vez que penses en hacer el mismo viaje al mismo lugar, ¿por qué no aventurarse?

Viajar es salir de la zona de confort
Varanasi fue uno de los sítios que más me alejó de mi zona de confort…

Perderse y encontrarse 

Yo sé que a nadie le gusta estar perdido. Pero no te preocupes, porque perderse también es una parte integral del viaje.

De hecho, te ruego que te pierdas aún que sea sólo por un poco.

Cuando paseas por la ciudad y te pierdes, te topas con tesoros ocultos que quizás no tenías conocimiento. Puede ser un restaurante, arte callejero, edificios, estatuas, etc. La calle «incorrecta» puede convertirse en exactamente la correcta….

Para mi perderse es una de las mejores formas para apreciar realmente la ciudad.

Recuerdas que estás en una aventura, así que tómatela con calma y disfruta del viaje.

Viajar es descubrir nuevos sítios
Te lo pierdas y seas sorprendido. Place Vendôme, Paris.

Viajar es también importante para encontrar tu verdadero yo. Le ayuda a aprender más sobre lo que te gusta y lo que no, cómo ser independiente y cuidar de ti mismo.

Lidiar con el inesperado 

Las cosas ni siempre salen según lo previsto cuando viajamos: los vuelos pueden retrasarse, es posible que tengas que pasar una noche extra en algún lugar, el museo que tu tenías muchas ganas de visitar puede haber sido inesperadamente cerrado para reformas, etc.

Cuando viajas solo y tienes que lidiar con lo inesperado por ti mismo, los problemas pueden parecer aún más grandes.

¿Ya has leído mi post Cuando las cosas van mal? Mi billetera fue robada mientras estaba en Perú y mi encontré en un país extranjero, sin tarjetas de credito y dinero. Y yo estaba viajando sólo…

Así que cuando las cosas van mal, a pesar de la frustración, simplemente siga otros caminos, haz un nuevo itinerario y busque otras cosas que hacer.

Una vez que se acostumbre a adaptarse a los cambios imprevistos en nuestros viajes, es más fácil lidiar con los cambios en tu vida diaria también.

viajar es lidiar con el inesperado
No sabia lo que hacer después que tube mi cartera robada en Peru…

Convertirse en una persona mejor

Si miras hacia atrás y te comparas como eras antes de viajar a como es ahora, la diferencia será drástica.

Viajar enseña responsabilidad, tolerancia y paciencia. Te ensaña también a apreciar lo que tienes, despierta tu curiosidad, amplia tu visión de mundo, te desafia y ayuda a crear más confianza en ti mismo para solucionar los problemas y ser un individuo más valiente.

Poco a poco, viajar moldea la mejor versión de ti.

Recuerdo mi primera vez en París en 2008. Estaba cenando con un amigo francés y sus amigos cuando me presentaron una gran variedad de quesos y vinos que yo nunca había probado antes. Mi inglés era limitado y yo no podría expresar muy bien mis sentimientos y opiniones. Era como un campesino en medio de una gran ciudad…

Años después y docenas de países visitados, yo estaba en Mendoza, Argentina, visitando algunos viñedos y degustando vinos. Como me quedé feliz y orgulloso pues de esa vez yo pude comentar sobre los vinos con confianza y conocimiento…

Cuando empecé a viajar, ¡no imaginaba que los viajes me harían tan diferente!

¿Soy «perfecto» o la mejor persona del mundo? ¡Estoy lejos de eso! Pero creo que soy una persona mejor ahora y estoy seguro que mis viajes han contribuido para eso.

viajar
Y yo sigo degustando vinos por el mundo… Sudáfrica, 2018

Así que la próxima vez que planees un viaje, recuerde que viajar no es solo ir en vacaciones y tomar fotos para tu Instagram.

Saludos y disfruta de tu próximo destino.

No olvides de compartir este post por favor 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.