Cuando las cosas van mal…

Cuando las cosas van mal

Fue en 10 de mayo de 2016, el día que iba a Aguas Calientes (también conocida como Machupicchu Pueblo) para finalmente en el dia siguiente ir a Machu Picchu después de esperar cinco años para este día.

Me desperté a las 6:45 AM, ya que tuve que dejar el hostal a las 7:30. Elegí la forma más barata de ir a Machu Picchu: tomar una van de 7 horas desde Cusco y luego caminar 2h en las vías del tren.

Estaba muy emocionado y muy feliz !!

El conductor me recogió alrededor de 8h a pie y acercamonos a la camioneta.

Tenía mi teléfono en mi bolsillo, mi maleta en una mano y mi cartera y una botella de agua en la otra.

Cuando llegué la van tenía sólo unas pocas personas y yo senté en la parte de atrás, pero decidi trasladarme a la parte delantera para tomar algunos videos del viaje.

Tenía la impresión de que dejé mi cartera y la botella de agua en el asiento y salí a la calle a pedir al conductor que ponga mi maleta en el maletero.

Acabé pasando demasiado tiempo fuera y en el momento que volvi la camioneta ya estaba llena.

Puse mi teléfono en el bolsillo y me senté en la parte delantera. Como tenía un protector labial en el bolsillo delantero derecho, adonde llevo mi billetera, para mi estaba tudo bien.

Cuando la van se detuvo en la gasolinera me di cuenta que no tenía mi botella de agua y tampoco la cartera.

Al principio me desesperé y empecé a tocar los bolsillos y mirando al suelo, pero nada … Le pregunté en voz alta y nadie dijo nada. Un tipo de la agencia preguntó de nuevo y mi botella de agua apareció, pero mi cartera…

Revisé mi maleta pero estaba seguro de que no estaba allí. Yo pregunté de nuevo y nada.

El propietario de la agencia estaba allí y me llevó al lugar que la furgoneta estaba aparcada para ver si mi billetera estaba en algum sitio. Incluso nos detuvimos en el albergue y el recepcionista dijo que me fui con mi billetera en la mano. Estaba seguro. Así que mi billetera había desaparecido…

Gracias a Dios, el dueño de la agencia dijo que me daría una habitación, el almuerzo y la cena.

Volví a la camioneta, sin ningún tipo de tarjetas de crédito o dinero!

Fue la primera vez que esto sucedió a mí y yo estaba completamente perdido. No tenía la menor idea de qué hacer.

Lo único que quería hacer era llorar, pero no traería mi billetera y no resolvería nada.

Tenía que controlar mis emociones y empezar a planear algo. Yo estaba en otro país, sólito, sin dinero y aún me quedaria tres noches más.

En nuestra primera parada, el conductor y yo buscamos en todos los asientos y en el piso, pero no encontramos nada.

Lo único que se me ocurrió hacer fue pedir dinero.

En nuestra segunda parada para el almuerzo, pensé en otra opción: encontrar a alguien de Brasil o en los EE.UU., donde tengo cuentas, y tratar de hacer algunas transacciones a través de Internet.

Busqué algunas monedas en mi maleta y encontré £ 0,10. Ahora sólo tenía que encontrar alguien de Inglaterra para cambiar para mí. Al final los encontré en el restaurante y creas o no, entre alrededor de 7 personas, todos dijeron que no tenían una moneda de 0,50 soles para cambiarla.

Hablé con algunas personas que se encontraban en la camioneta y una coreana me aconsejó para comprobar si hay un consulado brasileño en Cusco y hablar con ellos.

Una chica con un fuerte acento americano me dijo que era de Croacia y me aconsejó hablar con algunos amigos y pedirles que me enviase dinero a través de Western Union o Money Gram. Bingo, encontré una solución.

Después de 7h llegamos a Hidroeléctrica donde el conductor y yo checamos la furgoneta por última vez.

En las dos hora para Machupicchu ya me sentía mejor, una vez  que tenía alojamiento, comida, una solución e incluso me encontré 15,90 soles (US$ 4) en un pequeño bolsillo de mis pantalones.

Fui al hostal que me había hecho reservas y me dijeron que necesitaban mi tarjeta de crédito para completar el pago. Así que fui al albergue que el dueño me ofreció e hizo algunas llamadas telefónicas para cancelar mis tres tarjetas, y envié un mensaje a un amigo de Nueva York pendiendo para enviarme US$ 50 (que sería suficiente para mis últimos tres días en Perú).

La gente dice que las cosas siempre pasan por una razón, pero la verdad es que cuando sucede algo malo, es muy difícil de aceptar.

Sin embargo, lo que aprendí de esta experiencia fue:

-Nunca llevar todo su dinero y tarjetas en su billetera. Ponga un poco en otro lugar en caso de que esto suceda.

-Cuide de sus pertenencias en todo momento.

-No confie por completo en la gente que nunca ha visto antes.

-Hable con las personas adecuadas para ayuda. El propietario de la agencia era el único capaz de ayudarme.

-Todo bien que comparta sus problemas con otras personas, ya que pueden tener buenas ideas que usted no ha pensado.

-Pero, no espere que la gente le ayudará. Y no espere que la gente le dará dinero y ni siquiera creer que te robaron y está pasando por una situación difícil.

-Con Western Union y Money Gram puede recibir dinero básicamente en todas partes del mundo. Usted necesitará sólo un documento para obtener dinero en efectivo.

Cosas para recordar siempre:

-Nunca llevar demasiadas cosas con usted en diferentes bolsas y/o las manos junto con su equipaje. Si yo no llevase la botella de agua, la cartera estaría en mi mano como la llevo siempre.

-Nunca llevar su pasaporte con usted cuando vaya a hacer un tour. Si la pierde usted estará en peor situación.

-Cuando las cosas malas le suceden entre en contacto con un miembro de la familia o un amigo que se puede contar y pedirles ayuda. Estoy seguro de que hay personas que se preocupan contigo y están dispuestos a ayudarte.

-Hay solución para todo.

 

Machu Picchu fue increíble y estaba muy contento de que por fin la vi!

Vamos a seguir adelante y viajar con seguridad.

  • Aluguel de Carros:Pesquise, compare e economize
  • Bookaway:Pegue um ônibus, barco, trem ou carro para as melhores localizações do mundo
  • Booking:Encontre as melhores ofertas de acomodações
  • GetYourGuide:Reserve experiências inesquecíveis em todo o mundo
  • SegurosPromo:Compare e encontre o melhor seguro viagem

1 comentario en “Cuando las cosas van mal…”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.